De padres a hijos

Dice un dicho norteño que “de padres gatos, hijos michines”. Y es el caso de los dos compañeros ineftos que traemos hoy a nuestra web.

Jesús Tortosa Alameda (Madrid, 1964), hizo INEF en Madrid, perteneciendo a la XVII promoción (1983-88). Desde joven practicó Taekwondo, llegando pronto los éxitos. Como competidor, cabe destacar entre otros muchos triunfos, su medalla de plata en el Campeonato Mundial de 1987, la medalla de plata en la Copa del Mundo 1989 y sus 3 medallas de oro en los Campeonatos de Europa 1980, 1982 y 1988, sin olvidarnos del 4º puesto en los Juegos Olímpicos de Seúl 88.

Una vez abandonada la competición se dedicó a entrenar y dirigir, y de igual manera, también llegaron los éxitos. Es cinturón negro 8º DAN, maestro y entrenador de medallistas europeos, mundiales y olímpicos, destacando el primer puesto en la clasificación por equipos, como Director Técnico de la Federación Española de Taekwondo, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con una de oro y dos de plata, además de 2 medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud y 43 medallas en categoría absoluta en Campeonatos del Mundo, Copas del Mundo y Grand Prix, habiendo recibido entre otras distinciones la Medalla de la Real Orden al Mérito Deportivo del CSD, la Insignia Olímpica del COE y los premios del la Real Federación Española de Taekwondo al Mejor Deportista y al Mejor Técnico en tres ocasiones. En los Juegos Olímpicos de Río 2016 dirigió y entrenó a la Selección de Aruba, sumando así su cuarta participación olímpica. Da cursos por todo el mundo. Además, por si faltara algo, es socio de nuestra Asociación de Antiguos Alumnos del INEF de Madrid. Grande Jesús.

             

Y para hacer bueno el dicho que comentábamos al principio… Jesús Tortosa Cabrera (Madrid, 1997). Estudiante de primer curso en el INEF de Madrid. No quiso ser menos que su padre, y también comenzó desde muy joven con la práctica del Taekwondo, y como de casta le viene al galgo, también cosechó rápidamente triunfos, éxitos y medallas. Entre su amplio palmarés destacamos el bronce en el Mundial de 2017, el oro en el Mundial Junior 2014, las medallas de bronce en el Campeonato Europeo de 2014, plata en los Europeos de 2016 y 2018, los tres oros en los Europeos Sub 21 del 2014, 2015 y 2017 o el récord de nueve medallas en Grand Prix. Fue también Diploma Olímpico en los Juegos de Río 2016, medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014, plata en los Juegos Europeos de Bakú 2015 y oro en los Juegos del Mediterráneo 2018. Es además, Premio Nacional del Deporte en 2015 y Premio 7 Estrellas del Deporte de la Comunidad de Madrid 2016.

                    

Ambos comparten algunos hitos históricos en el taekwondo mundial como es el hecho de ser los únicos padre e hijo que han competido y obtenido diploma en Taekwondo en unos Juegos Olímpicos (el padre en Seúl 88 y el hijo en Rio 2016) o haber recibido ambos el Premio de la Real Federación Española de Taekwondo al mejor Taekwondista de España, eso sí con 25 años de diferencia.

Enhorabuena Familia Tortosa. Hacéis más grande a nuestro querido INEF, y conseguís que todos los que estudiamos allí nos sintamos orgullosos de nuestros compañeros.

 

 

 

 

 

 

SÓLO, la aventura de supervivencia de Álvaro Vizcaíno

Amante del surf y las olas, Vizcaíno se encontraba paseando por el sur de la isla de Fuerteventura, en las Canarias, España, en el comienzo de la odisea en la que se basó la película Solo, del director Hugo Stuven, que se estrenó el pasado verano.

«No solo es una historia de supervivencia y aventura sino que también es un viaje sensible y emocional», le dice a BBC News Mundo sobre la cinta cinematográfica en la que él es el personaje principal, que protagoniza el actor Alain Hernández.xperiencia como surfista para poder sobrevivir.

«La verdad que toda la acción es bastante verídica porque se relata paso a paso lo que ocurrió», dice, recordando aquellas 48 horas agónicas que pasó desde que resbaló cuando caminaba por la ladera de una duna cerca de la playa Punta Paloma hasta que apareció flotando en el mar.

«Se trata de una zona muy extensa de dunas que está muy expuesta a los viento alisios, que golpean con fuerza y de manera continua, trayendo mucha humedad», comienza a contar su historia. «Caminaba por una parte que parece una duna normal, pero que en realidad se trata de superficie solidificada con una pequeña capa de arena. Es como si a una superficie de mármol le pones algo de arena y lo inclinas 45 grados».

Fue en ese momento cuando perdió el apoyo de sus pies y empezó a caer como en un tobogán hacia el acantilado, que se encontraba a unos 20 metros. «Conseguí detenerme a medio camino, apretándome fuerte. Supe que estaba en una situación de peligro, pero pensaba que podía encontrar una solución», contó.ue ocurrió el accidente fue en el sur de la isla Fuerteventura, en España.

Su soporte volvió a ceder y llegó hasta el borde del acantilado, donde volvió a detenerse con el cuerpo colgando al precipicio.

«Ahí fue cuando pasé por todos los estados de ánimo: de negación, de enfado, de pánico absoluto», reconoció el surfista español.

La única solución que encontró fue a través de su oído porque no podía ver exactamente lo que había debajo.

«Escuché las olas batiéndose contra las rocas y mi única opción, sabiendo que me iba a caer, que simplemente era una cuestión de segundos o de minutos, fue la de tratar de controlar la caída».

Tras contar la frecuencia entre ola y ola, Vizcaíno se impulsó lo más que pudo hacia el mar, «teniendo la suerte que caí sobre una ola» y amortiguando un poco el contacto contra las rocas.s de consideración.

El fuerte impacto le produjo la fractura de la cadera, que se rompió en tres, la pelvis y la mano derecha, «que se abrió como cuando tiras una sandía contra una pared».

          

 

 

 

 

 

 

 

Consciente, Vizcaíno supo que pese al dolor tenía que moverse antes que subiera la marea o que el mar se picara y recordó que habían una pequeña playa a unos 400 metros.

En un momento su cuerpo se detuvo como consecuencia de las graves heridas que había sufrido. «Luego me lo han explicado y es que cuando entras en colapso tus músculos comienzan a contraerse para que no te muevas más porque tus huesos rotos están rasgando los nervios y producían convulsiones que me hacían gritar desesperadamente».

«No podía avanzar, me desmayaba, tragaba agua y hubo un momento en el que entendí que se había acabado, que no avanzaba ni un metro y llevaba en el mismo punto mucho tiempo», suspiró. «Por el surf sabía exactamente cómo se ahoga la gente, que es luchando, por lo que en el último momento, cuando ya estaba esperando que me entrara el agua por la nariz, no se por qué en vez de intentar salir hice lo contrario y me dejé llevar».

Vizcaíno supo lo que le estaba pasando, resignado.

«Entré como en una especie de vacío total, no recuerdo ver nada, sentir nada, ni el agua ni el espacio ni el tiempo ni mi cuerpo. Me sumí en una sensación de vacío, bastante incómodo por cierto. No podía pensar nada, pero era como que estaba».».

«De repente volví y, no se cómo, habían cesado las convulsiones. Mi cuerpo en lugar de estar contraído estaba distendido, casi flotando y sentí energía devuelta por lo que comencé a nadar otra vez y pude llegar a la playa», dijo con un tono de alivio.

Completamente solo, incomunicado y a la intemperie, Vizcaíno logró sobrevivir recolectando diferentes cosas de la basura que había llegado a la playa.

Tras 48 horas sin comer ni beber, «había decidido que me iba a ir, pasara lo que pasara», consciente del riesgo.

«Tenía todo preparado. Con una tabla y el hilo de una red me fabriqué un remo para mi mano y encontré una especie de corcho de niño y eso ayudó a que me flotaran las piernas», contó

«Esperé que calentara un poco el sol y a eso de las 10 vi un puntito a lo lejos y me dije que esa era la señal que estaba esperando. Igual dude porque ya me había imaginado cosas, pero como ya había pensado que me iba a ir igual me dije que más daba».a película Solo.

«Tuve suerte porque no había viento ese día y así el mar no estaba picado. Después de nadar unos cuantos metros tenía que parar para descansar y agarrar fuerzas para gritar. No podía hacer las dos cosas a la vez».

«Seguí nadando, luego gritando, luego nadando hasta que en un momento me escucharon las personas que estaban en el bote. Eran tres policías en su día libre y cuando me vieron se quedaron locos porque no entendían, creyeron que venía de un barco que se había hundido». Álvaro, que también publicará un libro en octubre contando con más profundidad su experiencia, dice que la película logra transmitir lo que vivió aquellos días en septiembre de 2014.

                                                

«Hay un mensaje clarísimo que es el de la aceptación radical», explica.

«Cuando tu aceptas cualquiera que sea tu situación te liberas de cualquier expectativa, del miedo de lo que debería ser, del mundo, de ti y curiosamente eso te da fuerzas para tomar cualquier decisión».

Una reflexión que le permite hoy seguir contando su historia.

(Tomado de BBC News)

 

50 Aniversario 2ª promoción INEF Madrid

El próximo 26 de Octubre, en el Aula Magna del INEF, a las 11.00 h. se celebrará el 50º aniversario de la 2ª promoción del INEF de Madrid (1968-1972). El acto estará presidido por el Rector de la UPM, D. Guillermo Cisneros Pérez, la Secretaria de Estado para el Deporte, Da. María José Rienda, y el Decano del INEF, D. Vicente Gómez Encinas.

 

En representación de sus compañeros, dirigirá unas palabras D. Angel Luis López de la Fuente, alumno de la promoción, quien fuera  Director de Alta competición en el CSD.

Histórica promoción del INEF de Madrid, con cuatro alumnos que llegaron a ser Decanos (Fernando Vizcaino Nodal, Miguel Angel Delgado Noguera, Francisco Seirul-lo Vargas y Antonio Oña Sicilia), y otros tantos que triunfaron en el mundo de la Educación Física y el Deporte, y nos enseñaron a muchos el camino a seguir (Manolo Delgado Meco, Angel Vilda, Antonio Raya, Luis Miguel Landa, Cruz Mª Ibero, Mariano García Verdugo, Joaquin Ferrández, Juan Antón, Emilio Alonso, José Luis Algarra, etc etc.)

Enhorabuena por este cincuenta aniversario, y nos vemos en el cincuenta y uno.

Entrega de diplomas nueva promoción

El próximo día 5 de Octubre celebraremos en nuestra Facultad, a las 18’00 h., el solemne Acto Académico para la entrega de Diplomas a la VI Promoción de “Graduados en Ciencias del Deporte”, recién terminada su formación.

De igual manera, se hará el otorgamiento de insignias a la XXVIII promoción de Licenciados en Educación Física, promoción 1993-98, que éste año celebran el veinticinco aniversario de su ingreso en el INEF de Madrid.

Además de las distinciones honoríficas habituales, habrá una mención en memoria del profesor Manuel María Meléndez Falkowsky.

El acto estará presidido por el rector de la UPM, D. Guillermo Cisneros Pérez.

La Asociación de Antiguos Alumnos del INEF de Madrid participará en dicho acto; por una parte, entregará un premio a los mejores Trabajos Fin de Grado. Este año, han recaído en Cristina López Mora, Mario Giménez Torres, Sacha Karabas Flández , y Miguel Molina Hidalgo, que obtuvieron las mejores notas en Matrícula de Honor. Por otra parte, entregará a los alumnos de la promoción 1993-98, un carnet provisional de asociado, valedero por un año, con las mismas ventajas y privilegios que el resto de los asociados.

Juan de Dios Román, Premio Nacional del Deporte

Felicidad, alegría, orgullo… Nuestro Juan de Dios Román, Premio Nacional del Deporte, premiando la trayectoria de una vida entregada, de manera notoria, a la práctica, organización, dirección, promoción y desarrollo del deporte. ¡¡ Enhorabuena Juan de Dios ¡!

http://www.csd.gob.es/csd/documentacion/01GabPr/Novedades/fallados-los-premios-nacionales-del-deporte-2017