Jornadas nacionales “El acceso de las mujeres al deporte profesional: el caso del fútbol”

Madrid, 19 y 20 de Abril de 2018.

CONCLUSIONES:

1-Se confirma la persistencia de una subordinación cultural y social de la mujer al hombre que tiene también su reflejo en el ámbito deportivo.

2-La educación y los cambios socioculturales se revelan como necesidades para lograr la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

3-Las estructuras administrativas y organizativas del deporte no favorecen la incorporación de mujeres, ni como deportistas ni en los cuerpos técnicos y gestores.

4-Las estrategias políticas y las acciones positivas que se están implementando parecen tener poco efecto y no ser suficientemente efectivas. Se considera que, en muchas ocasiones, no llegan a las deportistas por lo que se recomienda un mayor seguimiento de estas.

5-Los estereotipos de género se manifiestan todavía de manera importante en el deporte, particularmente en el fútbol donde se considera que ha habido pocos cambios y se mantiene un claro predominio de la práctica y consideración masculina. Las fichas federativas femeninas representan tan sólo el 5% del total.

6-Se detecta la ausencia de directivas, ejecutivas, entrenadoras y árbitras que ejercen una función de modelos para mujeres y niñas.

7-A pesar del desequilibrio existente en la práctica, el fútbol femenino ha tenido un avance en los últimos años que se manifiesta tanto a nivel internacional como nacional. Sin embargo, todavía las jugadoras, entrenadoras y árbitras que quieren progresar tienen que emigrar al extranjero.

8-Desde el punto de vista jurídico y legal se observa:

a-Discriminación contractual y de trato que sufren las mujeres en el deporte profesional o profesionalizado.

b-Ausencia de aplicación de la legislación sociolaboral al ámbito profesional del deporte cuando se trata de las mujeres deportistas.

c-Se recomienda denunciar todas las situaciones de discriminación por razón de sexo.

d-Parece imprescindible incluir la perspectiva de género en la nueva Ley del Deporte, tanto de manera transversal en todo su articulado como de manera independiente en un apartado específico.

e-El asociacionismo y el empoderamiento de las mujeres se está revelando como una herramienta positiva para mejorar la situación de las deportistas.

f-Las deportistas tienen unas retribuciones muy inferiores a las de los deportistas y esto se hace mucho más manifiesto en el fútbol. Además, no se benefician en la misma medida de los derechos de imagen ni de las “redes financieras” que velan por una mayor rentabilidad económica de los ingresos.

g-La brecha salarial en el fútbol se considera abismal, aunque es difícil cuantificarla por la diversificación de ingresos que reciben los futbolistas.

9-La participación de mujeres en los puestos de responsabilidad del deporte es muy escasa. Sin embargo, se observa que cuando hay mujeres ocupando puestos de responsabilidad se atiende de manera más equilibrada a las deportistas.

10-Parece necesaria la profesionalización de todas las figuras que intervienen en el deporte, para evitar la libre designación en los puestos de responsabilidad.

11-La aplicación de medidas de discriminación positiva y la posibilidad de conciliar la vida laboral y familiar se reconocen como herramientas útiles para potenciar la participación de deportistas, gestoras y técnicas.

12-La presencia de mujeres en puestos responsabilidad requiere estar preparada y sentirse preparada, es decir asumir el plenamente el liderazgo.

13-En relación con el tratamiento informativo del deporte femenino y del fútbol en particular, se destaca que:

a-Aunque ha habido un aumento de información del fútbol de mujeres, las noticias de deporte femenino requieren mayor espacio en la prensa deportiva, para lo cual resulta decisiva la contribución de determinadas empresas que patrocinan esos espacios deportivos.

b-La presencia de las mujeres deportistas en los medios de comunicación deportivos no se debe realizar utilizando como reclamo la sexualización del cuerpo de la deportista, sino que se deben poner en valor sus logros estrictamente deportivos.

c-Para que las noticias de mujeres deportistas ganen visibilidad se recomienda que los clubs deportivos e incluso las propias deportistas realicen un esfuerzo de autopromoción que visibilice y ponga en valor sus éxitos. Para ello se pueden utilizar diferentes vías, como las redes sociales, envío de vídeos o notas de prensa a medios de comunicación locales y regionales, etc.

d-Se señala la necesaria formación en perspectiva de género de las y los periodistas y responsables de los medios de comunicación deportivos. Esta formación debe comenzar en las propias las Facultades de Periodismo.

14-La presencia de mujeres como árbitras en el fútbol es muy escasa. En primera división no hay ninguna, en segunda división sólo hay dos asistentes y en tercera división hay 7 árbitras.

15-La relación y el reconocimiento de mujeres en el ámbito del arbitraje del fútbol no parece presentar dificultades, pero se destaca el nivel de exigencia física y de preparación técnica que requiere el arbitraje.

16-Las pruebas físicas que son requeridas para ser árbitro/a, tanto para acceder al título como para mantenerse en él, necesitan una revisión urgente porque no parecen estar adaptadas a las exigencias reales de la función de árbitro.

17-Se considera necesario fomentar la esponsorización del deporte femenino e involucrar a más empresas, porque las deportistas manifiestan el gran efecto positivo que tiene en el desarrollo deportivo en su conjunto y en su progresión como deportistas en particular.

18-Algunas empresas están apostando por la esponsorización del deporte femenino en particular, como es el caso de Iberdrola, o por igualar la esponsorización del femenino con el masculino, en el caso de Telefónica.

19-Como conclusión final de las Jornadas El acceso de las mujeres al deporte profesional: el caso del fútbol cabe destacar el interés que ha despertado el tema, el alto nivel de ponentes y componentes de mesas redondas, así como la participación de las personas asistentes en los debates y coloquios.

 

 

Estereotipos de género en la ingeniería, la arquitectura y el deporte

La profesora Élida Alfaro reflexiona sobre el carácter sexista de las ramas científicas y qué hay de biológico o adquirido en el comportamiento de las mujeres que no eligen estas áreas de estudio.

Transcurrido más de un siglo de la historia protagonizada por las obreras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en 1908, en la que murieron 146 mujeres en el incendio provocado para acallar sus protestas por las infames condiciones laborales a las que estaban sometidas, y después de setenta años de las manifestaciones que otro grupo de mujeres mantuvo en las calles de Nueva York para conseguir el voto femenino, celebramos un año más el Día Internacional de la Mujer, como siempre con la esperanza de que llegue el día en el que no existan motivos para esta celebración.

Sin embargo, todavía, año tras año, miles de mujeres salen a las calles de todo el mundo para demandar nuevos derechos, defender los ya conseguidos y reivindicar leyes que respeten la igualdad de oportunidades entre sexos.

En muchos lugares del mundo las mujeres siguen demandando derechos básicos como el acceso a la educación, la cultura, el trabajo o la política. En los países más desarrollados expresan su voluntad de participar en condiciones de igualdad en sectores en los que tradicionalmente su participación ha sido minoritaria.

La ingeniería, la arquitectura y el deporte son, precisamente, sectores en los que la igualdad de oportunidades entre sexos sólo se hace patente en el ámbito jurídico porque, en la práctica, los datos reflejan una importante brecha entre lo legal y lo real, tanto en el número de mujeres y de hombres que participan como en los niveles de responsabilidad que ocupan.

El Día Internacional, momento propicio para la reflexión

El Día Internacional de la Mujer es un momento propicio para la reflexión sobre los motivos por los que se mantienen estas desigualdades, sobre todo en países como España que hace tiempo abrieron las puertas de las universidades a la población femenina y en las que globalmente las mujeres representan una clara mayoría. Actualmente son el 54,2% del total de estudiantes, sobre la población universitaria finalizan los estudios el 59,1%, realizan cursos de Doctorado y Máster el 54,6% y, además, tienen como media mejores expedientes académicos que los hombres  (7,04 las mujeres frente a 6,94 los hombres).

Un análisis pormenorizado de estos datos globales, nos descubre, en primer lugar, que existen diferencias porcentuales importantes en la formación universitaria por ramas de estudio. Encontramos que: mientras en Ciencias Sociales las estudiantes representan el 61,1%, en Ingeniería y Arquitectura sólo alcanzan el 26,4% ; en las Facultades de Ciencias del Deporte, la balanza se inclina también hacia el lado de los hombres y las estudiantes sólo representan el 20% del alumnado.

Estas desviaciones se han encontrado igualmente en el ámbito internacional europeo y, consecuentemente, también se observan en el desarrollo profesional. Una gran mayoría de mujeres universitarias realiza su trabajo en ocupaciones relacionadas con la enseñanza, la salud o las ciencias de la vida y menos del 30% trabaja en ocupaciones relacionadas con las ramas más técnicas, como Físicas, Matemáticas, Ingeniería y Arquitectura, incluso cuando sus estudios universitarios hayan sido realizados en alguna de estas ramas.

A la vista de estos datos, es oportuno reflexionar sobre el carácter sexista de las ramas científicas anteriormente citadas y qué hay de biológico o adquirido en el comportamiento de las mujeres que no eligen estas áreas de estudio y/o desarrollo profesional.

Aunque las teorías neurosexistas apuntan a que pudiera existir una potencial explicación anatómico-neuronal a las diferencias de comportamiento entre ambos sexos , otros estudios  bien documentados revelan que el desarrollo del cerebro humano es modular y que el entorno y las experiencias influyen en su estructura y funcionalidad con repercusión en el comportamiento individual.

Siguiendo esta última línea explicativa de las diferencias entre sexos, Rippon, G. (2011) defiende que no existen diferencias anatómicas significativas entre el cerebro masculino y femenino que justifiquen un comportamiento diferenciado, apuntando que los estereotipos de género son el mayor condicionante del desarrollo conductual en ambos sexos.

Otros estudios se orientan en esta misma dirección y afirman que no existen diferencias biológicas que impidan a las mujeres desarrollarse en campos científicos, tecnológicos y deportivos, si no que las diferencias conductuales observadas están más relacionadas con la motivación ambiental, la tradición y el contexto socio-cultural en el que se desarrollan las mujeres y los hombres.

Las relaciones personales y grupales de los seres humanos siempre han estado determinadas, además de por el sexo, por la cultura, las creencias y las tradiciones,  tanto en las sociedades antiguas como en las modernas, y han condicionado la valoración social y el desarrollo personal de mujeres y de hombres.

La influencia de los estereotipos de género

En la base de los modelos culturales de lo femenino y lo masculino se encuentran los estereotipos sociales de género. Estos estereotipos son representaciones mentales sobre los comportamientos, actitudes y valores que la cultura y la sociedad adscribe a las mujeres y a los hombres, estableciendo las  conductas que se consideran apropiadas o inapropiadas para cada sexo.

La asunción y el mantenimiento de los estereotipos de género en una sociedad condicionan el desarrollo de las personas de uno y otro sexo, incluso pueden determinar sus realizaciones personales y profesionales, así como su valoración y reconocimiento social. Además, los estereotipos de género dan lugar a los prejuicios sociales sobre las mujeres y los hombres, porque surgen de la consideración de las personas como grupo, su valoración sólo se basa en la pertenencia a uno u otro sexo independientemente de las características individuales, generando, de este modo, unas expectativas sociales sobre los papeles, funciones y actividades que se espera que cumplan las mujeres y los hombres que, a menudo, terminan condicionando las propias expectativas personales y sociales en torno a cada sexo.

El papel de las mujeres y los hombres en la sociedad es transmitido por la escuela, por la familia, el grupo de iguales, los medios de comunicación y la sociedad en general a través del proceso de socialización que se produce desde los primeros años de vida. En este proceso se adquieren las conductas propias de cada género (estereotipos de género), a la vez que la persona se identifica con el rol asignado como propio de cada sexo.

Estos aprendizajes son difíciles de cambiar porque son transmitidos de forma reiterada por los diferentes agentes sociales y son adquiridos en gran parte por imitación, así como a través de las expectativas sobre lo que en cada cultura se espera de las mujeres y de los hombres. Por ello, es fundamental tomar conciencia y reflexionar sobre la influencia que los estereotipos tienen en relación con la equidad de género y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, valores que en la actualidad son perseguidos por las sociedades democráticas. Sólo mediante la concienciación y la reflexión sobre este hecho, junto con el interés en modificar los estereotipos de género, podremos lograr un cambio real en el comportamiento, así como en la consideración individual y colectiva de los seres humanos.

Elegir de acuerdo con tus intereses y capacidades

Si una de las razones por las que la ingeniería, la arquitectura y el deporte siguen presentando desigualdades en el acceso a los estudios, y en el desarrollo profesional entre mujeres y hombres, es la influencia de los estereotipos de género, como parecen apuntar algunos de los estudios citados. La Universidad debe reflexionar colectiva e individualmente sobre su responsabilidad en el mantenimiento de modelos culturales de lo femenino y lo masculino que no son acordes con la realidad social en la que vivimos.

Las mujeres que realizan su  formación en alguna  de estas ramas científicas y las  que desarrollan su actividad profesional en la ingeniería, la arquitectura y el deporte deben ser conscientes de su importante aportación para eliminar los estereotipos sociales de género. Es necesario que muchas más mujeres se sumen a ellas para hacer posible cambios definitivos en la sociedad.

Las jóvenes que deban decidir en un futuro próximo sobre su formación universitaria han de considerar la importancia que tiene elegir sin condicionamientos injustificados y de acuerdo con sus intereses y capacidades.

Tanto desde sus estructuras como desde su quehacer científico y cultural, la Universidad debe propiciar el cambio necesario para que mujeres y hombres sean tratados social y personalmente en equidad teniendo en cuenta sólo sus intereses y capacidades individuales, dejando a un lado los modelos preestablecidos.

  • Elida Alfaro Gandarillas dirige el Seminario Permanente Mujer y Deporte de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF-UPM)

María Luisa Hortelano

El pasado 19 de Octubre, falleció en Valladolid, a los 86 años, Da. María Luis Hortelano Grande, profesora de Música y de Expresión Corporal, primero en La Almudena y posteriormente en el INEF de Madrid. Descanse en paz.

María Esquerdo Ramos, “Cuqui”

El pasado 30 de Octubre falleció en Madrid Da. María Esquerdo Ramos, más conocida por “Cuqui”. Durante casi cincuenta años ejerció su pasión, la Gimnasia Artística Femenina, en la desaparecida Escuela Nacional Ruiz de Alda, La Almudena, y en el INEF de Madrid. Desde la Asociación de Antiguos Alumnos nos unimos al dolor de su familia. Descanse en paz.

                                            

SÓLO, la aventura de supervivencia de Álvaro Vizcaíno

Amante del surf y las olas, Vizcaíno se encontraba paseando por el sur de la isla de Fuerteventura, en las Canarias, España, en el comienzo de la odisea en la que se basó la película Solo, del director Hugo Stuven, que se estrenó el pasado verano.

“No solo es una historia de supervivencia y aventura sino que también es un viaje sensible y emocional”, le dice a BBC News Mundo sobre la cinta cinematográfica en la que él es el personaje principal, que protagoniza el actor Alain Hernández.xperiencia como surfista para poder sobrevivir.

“La verdad que toda la acción es bastante verídica porque se relata paso a paso lo que ocurrió”, dice, recordando aquellas 48 horas agónicas que pasó desde que resbaló cuando caminaba por la ladera de una duna cerca de la playa Punta Paloma hasta que apareció flotando en el mar.

“Se trata de una zona muy extensa de dunas que está muy expuesta a los viento alisios, que golpean con fuerza y de manera continua, trayendo mucha humedad”, comienza a contar su historia. “Caminaba por una parte que parece una duna normal, pero que en realidad se trata de superficie solidificada con una pequeña capa de arena. Es como si a una superficie de mármol le pones algo de arena y lo inclinas 45 grados”.

Fue en ese momento cuando perdió el apoyo de sus pies y empezó a caer como en un tobogán hacia el acantilado, que se encontraba a unos 20 metros. “Conseguí detenerme a medio camino, apretándome fuerte. Supe que estaba en una situación de peligro, pero pensaba que podía encontrar una solución”, contó.ue ocurrió el accidente fue en el sur de la isla Fuerteventura, en España.

Su soporte volvió a ceder y llegó hasta el borde del acantilado, donde volvió a detenerse con el cuerpo colgando al precipicio.

“Ahí fue cuando pasé por todos los estados de ánimo: de negación, de enfado, de pánico absoluto”, reconoció el surfista español.

La única solución que encontró fue a través de su oído porque no podía ver exactamente lo que había debajo.

“Escuché las olas batiéndose contra las rocas y mi única opción, sabiendo que me iba a caer, que simplemente era una cuestión de segundos o de minutos, fue la de tratar de controlar la caída”.

Tras contar la frecuencia entre ola y ola, Vizcaíno se impulsó lo más que pudo hacia el mar, “teniendo la suerte que caí sobre una ola” y amortiguando un poco el contacto contra las rocas.s de consideración.

El fuerte impacto le produjo la fractura de la cadera, que se rompió en tres, la pelvis y la mano derecha, “que se abrió como cuando tiras una sandía contra una pared”.

          

 

 

 

 

 

 

 

Consciente, Vizcaíno supo que pese al dolor tenía que moverse antes que subiera la marea o que el mar se picara y recordó que habían una pequeña playa a unos 400 metros.

En un momento su cuerpo se detuvo como consecuencia de las graves heridas que había sufrido. “Luego me lo han explicado y es que cuando entras en colapso tus músculos comienzan a contraerse para que no te muevas más porque tus huesos rotos están rasgando los nervios y producían convulsiones que me hacían gritar desesperadamente”.

“No podía avanzar, me desmayaba, tragaba agua y hubo un momento en el que entendí que se había acabado, que no avanzaba ni un metro y llevaba en el mismo punto mucho tiempo”, suspiró. “Por el surf sabía exactamente cómo se ahoga la gente, que es luchando, por lo que en el último momento, cuando ya estaba esperando que me entrara el agua por la nariz, no se por qué en vez de intentar salir hice lo contrario y me dejé llevar”.

Vizcaíno supo lo que le estaba pasando, resignado.

“Entré como en una especie de vacío total, no recuerdo ver nada, sentir nada, ni el agua ni el espacio ni el tiempo ni mi cuerpo. Me sumí en una sensación de vacío, bastante incómodo por cierto. No podía pensar nada, pero era como que estaba”.”.

“De repente volví y, no se cómo, habían cesado las convulsiones. Mi cuerpo en lugar de estar contraído estaba distendido, casi flotando y sentí energía devuelta por lo que comencé a nadar otra vez y pude llegar a la playa”, dijo con un tono de alivio.

Completamente solo, incomunicado y a la intemperie, Vizcaíno logró sobrevivir recolectando diferentes cosas de la basura que había llegado a la playa.

Tras 48 horas sin comer ni beber, “había decidido que me iba a ir, pasara lo que pasara”, consciente del riesgo.

“Tenía todo preparado. Con una tabla y el hilo de una red me fabriqué un remo para mi mano y encontré una especie de corcho de niño y eso ayudó a que me flotaran las piernas”, contó

“Esperé que calentara un poco el sol y a eso de las 10 vi un puntito a lo lejos y me dije que esa era la señal que estaba esperando. Igual dude porque ya me había imaginado cosas, pero como ya había pensado que me iba a ir igual me dije que más daba”.a película Solo.

“Tuve suerte porque no había viento ese día y así el mar no estaba picado. Después de nadar unos cuantos metros tenía que parar para descansar y agarrar fuerzas para gritar. No podía hacer las dos cosas a la vez”.

“Seguí nadando, luego gritando, luego nadando hasta que en un momento me escucharon las personas que estaban en el bote. Eran tres policías en su día libre y cuando me vieron se quedaron locos porque no entendían, creyeron que venía de un barco que se había hundido”. Álvaro, que también publicará un libro en octubre contando con más profundidad su experiencia, dice que la película logra transmitir lo que vivió aquellos días en septiembre de 2014.

                                                

“Hay un mensaje clarísimo que es el de la aceptación radical”, explica.

“Cuando tu aceptas cualquiera que sea tu situación te liberas de cualquier expectativa, del miedo de lo que debería ser, del mundo, de ti y curiosamente eso te da fuerzas para tomar cualquier decisión”.

Una reflexión que le permite hoy seguir contando su historia.

(Tomado de BBC News)

 

Lotería de Navidad 2018

        

 

 

 

Ya tenemos disponible la Lotería de Navidad de 2018. Si quieres adquirir algún décimo (siempre en fracciones de 20 €), contacta con nosotros en antiguosalumnosinef@hotmail.com, y te lo enviaremos a tu domicilio. No lo dejes para el final.

Todos nuestros asociados tienen 2 € de regalo.

Este año suma veinticinco… ¡A lo mejor damos un brinco!

50 Aniversario 2ª promoción INEF Madrid

El próximo 26 de Octubre, en el Aula Magna del INEF, a las 11.00 h. se celebrará el 50º aniversario de la 2ª promoción del INEF de Madrid (1968-1972). El acto estará presidido por el Rector de la UPM, D. Guillermo Cisneros Pérez, la Secretaria de Estado para el Deporte, Da. María José Rienda, y el Decano del INEF, D. Vicente Gómez Encinas.

 

En representación de sus compañeros, dirigirá unas palabras D. Angel Luis López de la Fuente, alumno de la promoción, quien fuera  Director de Alta competición en el CSD.

Histórica promoción del INEF de Madrid, con cuatro alumnos que llegaron a ser Decanos (Fernando Vizcaino Nodal, Miguel Angel Delgado Noguera, Francisco Seirul-lo Vargas y Antonio Oña Sicilia), y otros tantos que triunfaron en el mundo de la Educación Física y el Deporte, y nos enseñaron a muchos el camino a seguir (Manolo Delgado Meco, Angel Vilda, Antonio Raya, Luis Miguel Landa, Cruz Mª Ibero, Mariano García Verdugo, Joaquin Ferrández, Juan Antón, Emilio Alonso, José Luis Algarra, etc etc.)

Enhorabuena por este cincuenta aniversario, y nos vemos en el cincuenta y uno.

Entrega de diplomas nueva promoción

El próximo día 5 de Octubre celebraremos en nuestra Facultad, a las 18’00 h., el solemne Acto Académico para la entrega de Diplomas a la VI Promoción de “Graduados en Ciencias del Deporte”, recién terminada su formación.

De igual manera, se hará el otorgamiento de insignias a la XXVIII promoción de Licenciados en Educación Física, promoción 1993-98, que éste año celebran el veinticinco aniversario de su ingreso en el INEF de Madrid.

Además de las distinciones honoríficas habituales, habrá una mención en memoria del profesor Manuel María Meléndez Falkowsky.

El acto estará presidido por el rector de la UPM, D. Guillermo Cisneros Pérez.

La Asociación de Antiguos Alumnos del INEF de Madrid participará en dicho acto; por una parte, entregará un premio a los mejores Trabajos Fin de Grado. Este año, han recaído en Cristina López Mora, Mario Giménez Torres, Sacha Karabas Flández , y Miguel Molina Hidalgo, que obtuvieron las mejores notas en Matrícula de Honor. Por otra parte, entregará a los alumnos de la promoción 1993-98, un carnet provisional de asociado, valedero por un año, con las mismas ventajas y privilegios que el resto de los asociados.

Laura Rodríguez (Australia)

Nombre y contacto

Laura Rodríguez Rodríguez. Promoción 2009-2013. Quien lo necesite puede contactar conmigo a través de laura.rodriguez.inef @ gmail.com.

Recuerdos del INEF

Mi paso por el INEF fue una de las mejores etapas de mi vida. Volvería a estudiar INEF una y mil veces. Vivir esa experiencia me enseñó muchas cosas de la vida. Yo era esquiadora profesional y lo dejé el año antes de empezar INEF. Digamos que sentí que había perdido mi identidad y mi rumbo en la vida, pero el INEF me devolvió las ganas de vivir, luchar, sonreír, la motivación por cosas nuevas. Me enseñó que lo importante no son las medallas ni cuánto la gente reconozca tu esfuerzo, sino compartir la felicidad y las cosas buenas (y las malas) de la vida con tu gente, con la sociedad. Me enseñó la importancia de trabajar en equipo, de luchar por lo que uno quiere, de buscar la verdadera motivación personal… Me enseñó tantas cosas que podría seguir y seguir describiéndolas sin parar. Sin duda me llevo el compañerismo, los amigos, los viajes y las relaciones creadas en ese edificio de 8 plantas. Pertenecí a la I Promoción de Grado, y sinceramente fue algo agridulce porque todos notamos el cambio, los profesores los que más, pero salimos vivos de ella y, para ser honestos, salimos beneficiados (las asignaturas más duras redujeron su contenido y nos las quitamos de encima en 4 meses).

 

Comienzos profesionales

Mis comienzos profesionales fueron, como los de muchos ineftos, con Antonio Barbero y Cristina. La empresa de Antonio abría en 2012 una nueva instalación y empecé a trabajar allí como profesora de natación. Yo tenía 23 años, no tenía experiencia y, la verdad, estaba bastante asustada de no saber qué hacer, por dónde empezar, etc. Pero nunca olvidaré lo que Antonio (Barbero para todos), me dijo con respecto a eso: “No pasa nada Laura, tú tírate a la piscina y ya verás como no es tan difícil”. Así que nunca mejor dicho, “me tiré a la piscina” y empecé a trabajar de profesora de natación con ellos. Mi jefa directa era Cristina, y la verdad que fue el mejor sitio en el que podía empezar a trabajar, porque aprendí la importancia de la profesionalidad en el trabajo, de la seriedad, de hacer las cosas correctamente, de velar por la seguridad de los niños en todo momento y, a la vez, de ser divertida como profesora. Muchos piensan que Cristina es demasiado estricta y seria pero, en mi experiencia, fue genial trabajar con ella y aprender de ella. Es una profesional como la copa de un pino y gestiona como nadie en este mundo. Fue un honor trabajar con ella y aprender de ella; otra cosa que volvería a hacer sin pensármelo dos veces. Estuve un año trabajando con ellos, hasta que me fui a Australia, y fue un año inolvidable, en el que gané amistades y disfruté como nadie de dar clase (algo inesperado y que siempre pensé que no me gustaría).

 

Mi salto más allá de nuestras fronteras

En mi último año de carrera (2013) empecé a pensar en qué haría después de acabar. No tenía ni la más remota idea, pero el esquí me enseñó lo increíble de viajar, y que nunca quería dejar de hacerlo. Así que empecé a pensar a dónde me iría. En el Grado nos remarcaban constantemente la importancia de hablar inglés, así que pensé: mejor me voy a un país de habla inglesa así mejoro mi inglés. Pensé en irme a Londres, pero era la moda y todo el mundo se iba para allá, y yo siempre he sido anti-modas, así que idea descartada. Luego pensé en Canadá pero, a pesar de que he pasado mitad de mi vida en la nieve, odio el frío, así que idea descartada. Después pensé en EEUU, estuve muy muy cerca de irme, pero hablé con un amigo que vivía allí y me dijo que en EEUU se sobrevivía sin hablar inglés, se hablaba español también en todos lados así que, otra idea descartada. No me quedaban muchas más posibilidades, y Australia me vino a la mente. Lo primero que pensé fue “¡qué lejos!” y eso me asustaba bastante. Pero, y aquí viene la mejor parte, en una conversación con Alberto García Bataller que nunca olvidaré (Bataller para los amigos), bajando las escaleras del INEF desde la 8ª planta después de una clase con él, le comenté que me quería ir fuera de España al acabar la carrera. Le dije que estaba entre, EEUU y Australia, y sin pensarlo dos veces me dijo “Laura, vete Australia, no te lo pienses, es impresionante”. Él había ido a una prueba del Campeonato del Mundo de Triatlón, a una ciudad llamada Gold Coast, y se enamoró. Me dijo “No tengas miedo Laura, te conozco lo suficiente para saber que la distancia para ti no será ningún problema”. Así que ahí empezó todo… Lo pensé, lo medité, lo hablé con mi familia y mis amigos (que a ninguno le hacía gracia, por cierto), y me puse en marcha para arreglar los papeles e irme. A los cinco meses de esta conversación ya estaba montada sola en una avión que, en 25 horas, me iba a dejar en Australia. Por cierto, otra de las mejores decisiones que he tomado en mi vida y que repetiría mil veces. De hecho me mudé a Gold Coast, la ciudad en la que Bataller había estado, esto fue una casualidad; realmente era el sitio más barato en el que estudiar inglés.

Cuando llegué tenía claro que trabajaría de lo que hiciera falta para vivir pero no pararía hasta que encontrara algo de lo mío. Así que empecé fregando platos en un restaurante, y a los dos meses conseguí trabajo de lo mío y ya fue un no parar:

– Empecé de profesora de natación en una piscina 2h a la semana, donde me fueron dando más horas.

– Después encontré trabajo en un club de gimnasia artística como entrenadora de nivel básico (de lo que no tenía ni idea, pero me tocó “tirarme a la piscina” de nuevo).

– A los pocos meses convalidé el Certificado de Nivel III de Fitness, obligatorio en Australia para ser instructor de clases colectivas, y encontré trabajo en un gimnasio de profesora de Pilates (de lo que tampoco tenía ni idea pero me tuve que “tirar a la piscina” por 3ª vez, y además Cristina Maroto, hermana de una alumna del INEF, vivía en Sídney de eso y me dio unos consejillos que me ayudaron mucho).

Con estos tres trabajos pude dejar de fregar platos en el restaurante, lo que había sido mi sueldo básico para vivir, y ya permitirme vivir trabajando de lo mío.

A los 2 años de estar en Australia sentí que ya había conseguido todos mis objetivos aquí así que decidí volver a Madrid y hacer el Master de Profesora de Secundaria para expandir mis opciones profesionales. En Australia ya no podía llegar mucho más lejos de lo había llegado ya. Pero justo antes de irme, con mi billete ya comprado y todo, conocí al que es mi marido a día de hoy. Me volví a España a hacer el Master, él se mudó a Madrid a los meses para estar conmigo, vivimos allí 2 años, nos casamos y la vida nos trajo de vuelta a Australia. En Madrid estábamos bien, él trabajaba de lo suyo a pesar de no hablar “ni papa” de español, yo trabajaba de profesora de Educación Física en un colegio concertado. Pero nuestra vida se resumía en trabajar de lunes a viernes y descansar los fines de semana de las palizas que nos metíamos durante la semana trabajando, y sin poder ahorrar demasiado. Hicimos cálculos, valoramos los pros y los contras, y a pesar de los contras los pros eran más así que decidimos mudarnos de vuelta a Australia en enero de este año 2018.

 

Mi trabajo actual

Actualmente trabajo a jornada completa de lunes a viernes como Coordinadora en el club de gimnasia artística en el que trabajé hace unos años. Se llama Delta Gymnastics. Es uno de los clubs de gimnasia artística más grandes de Australia, con 7 instalaciones deportivas, unos 80 trabajadores y unos 3000 gimnastas, la mayoría chicas. Yo coordino toda la parte de gimnasia artística de base en las dos instalaciones que tenemos en Gold Coast, que incluye 450 usuarios de entre 18 meses y 12 años, y 7 entrenadoras.

Además, hace pocos meses convalidé mi título de profesora de Educación Física. Para ello tuve que traducir todos mis títulos y, la parte más difícil, sacar un 8 en IELTS (Academic), que es un examen de inglés, y el nivel equivale a algo más que el Proficiency de Cambridge. Una vez aprobé el examen todo lo demás fue “pan comido”. Nuestros estudios sirven en Australia, no tuve que volver a la Universidad ni nada por el estilo, lo cual es un gran punto a favor. En Australia, o al menos en Queensland (el estado en el que está Gold Coast), una vez eres profesor/a puedes dar clase en cualquier de cualquier asignatura y en cualquier nivel educativo, desde preescolar hasta Bachillerato, pero obviamente tienen en cuenta tu experiencia y titulaciones. Por el momento, cuando tengo libre y me llaman, cubro sustituciones en los colegios y en los institutos públicos de Gold Coast (que, por cierto, aquí no hay oposiciones). Suelen llamarme una vez a la semana así que trabajo un día a la semana de profesora, normalmente doy Educación Física pero sino lo que me toque, y el sueldo es ¡4 veces mayor que en España! (como profesora sustituta, como permanente es el doble).

Gold Coast, Queensland (Australia)

Gold Coast es una ciudad de 450.000 habitantes, en la costa Este de Australia, en el centro, a 80 km al sur de Brisbane y a 850 km al norte de Sídney. Es una ciudad tranquila, llena de parques, rodeada de ríos de agua salada y en su mayoría habitada con casas bajas. Se extiende a lo largo de 30 km de costa, con playas interminables. La gente aquí es muy abierta, como en todo el país; te saludan por la calle, te hablan en la cola del supermercado, te ayudan sin pedirlo, son educados, sonrientes, positivos… Como en todos los países y culturas hay de todo, pero en general es un país poco egoísta, en el que, sobre todo las personas mayores y los adultos, se ayudan los unos a los otros aunque no se conozcan. Gold Coast es una ciudad en la que se practica mucho deporte y actividad física. El culto al cuerpo llega a ser incluso una obsesión aquí, pero la parte positiva es que el Ayuntamiento tiene un programa excelente de promoción de actividad física en el que ofrecen actividades gratis al aire libre todos los días, a todas horas y para todos los públicos (yoga, pilates, running, natación, mantenimiento, para niños, adultos, 3ª edad, y todas las millones de combinaciones y posibilidades habitas y por haber). Lo mejor de todo es que el clima lo permite casi durante todo el año así que durante el día los parques y las playas se llenan de gente practicando deporte. Los deportes más practicados/conocidos en Australia son: el surf (que en Gold Coast lo es todo), la natación, el rugby, el fútbol australiano, el criquet, el netball, y muchos más, pero esos son los más comunes.

Depende de la zona de Australia que quieras visitar, la mejor época varía. Si quieres ir al norte de Australia (tropical y húmedo), es mejor ir en invierno. Si quieres ir al sur (más o menos con un clima como en Madrid), mejor en verano. Si alguien quiere visitar Gold Coast, al estar a mitad entre el Norte y el Sur, se puede visitar a lo largo de todo el año; aunque si buscas playa mejor en verano porque en invierno el agua está bastante fría. Pero aquí nada de abrigos durante el invierno, creo que este año he usado el abrigo dos días en todo el invierno. En verano hace bastante calor (llegamos hasta los 35º aproximadamente) pero nada a lo que no estemos acostumbrados; aunque tenemos lluvias tropicales todas las semanas en verano. Invierno es más seco, a penas llueve y la temperatura media son 15º (hasta 25º durante el día a veces).

La comida aquí es 99% internacional. Australia es un país muy joven, fue conquistado por los ingleses en 1770, así que apenas hay comida tradicional o típica de aquí. Los australianos han adoptado costumbres inglesas y americanas, como el “fish and chips”, las barbacoas y los desayunos americanos/ingleses, pero aparte de eso no hay mucha comida típica aquí. Y de entre la comida internacional, la asiática domina (japonesa, china, tailandesa, taiwanesa, indonesia…).

En tema de costumbres, diría que tampoco tienen demasiadas. Durante el año celebran varios memoriales hacia los caídos en las guerras a las que acudieron las tropas australianas, pero por lo que estoy informada no mucho más la verdad. Aquí celebran la Navidad, pero la verdad es que no es algo tan social y familiar como en España; es verano así que no entra tanta comida en el cuerpo y a los bares cierran pronto por ser festivo el 25 de Diciembre y el 1 de Enero así que no hay mucha celebración tampoco.

Economía y servicios sociales

Australia es un país bastante rico, en el que los ciudadanos normalmente no tienen una gran preocupación por pagar facturas o llegar a fin de mes. Los sueldos se pagan semanal o quincenalmente, y las facturas entre semanal, mensual y trimestralmente, por lo que el dinero entra y sale constantemente. El sueldo medio de un australiano ronda los $650/semana (400€/semana = 1700€/mes) y la vida en Australia es solo un 15% más cara que en España, por lo que es relativamente fácil ahorrar y/o gastar el dinero en hobbies y vida personal.

En cuanto al campo de la actividad física, los sueldos también son más altos que en España y las profesiones están muy reguladas. Para trabajar en un gimnasio hay que obtener el Certificado III de Fitness, y para ser entrenador personal el Certificado IV de Fitness. Como profesor de clases extra escolares (natación, gimnasia, fútbol, etc) el sueldo ronda entre los 12€ y los 25€, pero las clases colectivas se pagan a unos 30€/hora y de entrenador personal mínimo 50€/hora, lo cual no es muy diferente que en España. Sin embargo, el sueldo de un profesor de Educación Física (Primaria o Secundaria indiferentemente) va desde los 40.000€/año hasta los 65.000€/año dependiendo de la experiencia (cada año de experiencia se sube el sueldo).

La educación es semi-pública; hay escuelas públicas pero los ciudadanos pagan una cuota anual (la cual desconozco). La Universidad es bastante cara (unos 6.000€ al año mínimo, y eso en las Universidades públicas), por lo que no es muy común estudiar en la Universidad. La gente estudia un FP (llamado TAFE aquí) y se ponen a trabajar, que por cierto aquí se puede empezar a trabajar a los 14 años. En las escuelas tienen un programa obligatorio en el que, cuando están en 4º de la ESO, todos los alumnos tienen que hacer una semana de experiencia laboral; pasan una jornada completa en una empresa para conocer cómo es la vida laboral en la realidad.

La sanidad es pública, como en España, pero en determinados servicios el ciudadano debe pagar un porcentaje por el servicio prestado, como las medicinas, determinadas operaciones, servicios de especialistas, etc.

 

En general Australia es un país lleno de oportunidades. Está en pleno crecimiento y sigue y seguirá creciendo, por lo que el mundo laboral está en pleno auge. Sí que es cierto que aquí no se habla español en ningún sitio (excepto si te encuentras a algún inmigrante latino o español por la calle) por lo que el inglés es extremadamente importante. El acento de los australianos no es nada fácil de entender al principio, sobre todo para nosotros que aprendemos normalmente del acento de Inglaterra, pero poco a poco el oído se adapta y al final te das cuenta que es incluso más fácil hablar inglés aquí porque se comen muchas letras y pronuncian poco, así que no te tienes que preocupar mucho por pronunciar todas las letras perfectamente. Aunque bueno, como cualquier emigrante que se va a un país en el que se habla una lengua diferente, el primer año es bastante complicado porque es como si de repente tuvieras un déficit auditivo y no te enteraras de nada de lo que pasara a tu alrededor. Pero como todo, todo pasa y mejora y fíjate, yo vine hablando el típico “intermediate” y ahora soy capaz de comunicarme con 450 usuarios de mi instalación, y sus padres, sin ningún problema, en persona, por teléfono y por escrito.